Despídete del carbono en la oficina con diseños pensados para el bienestar

Compartir:

Las oficinas sostenibles que minimizan su impacto medioambiental reportan un sinfín de beneficios tanto al personal como a la empresa. ¿La clave? el diseño.

A día de hoy, se han redoblado los esfuerzos internacionales para cumplir los objetivos de reducción de emisiones de carbono y muchas empresas se han comprometido a disminuirlas al cero neto. En una economía baja en carbono, es crucial para el negocio que las oficinas se conviertan en espacios ecológicos que cumplan dicho objetivo.

Según el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, las empresas que incorporan criterios medioambientales a su modelo de negocio pueden aumentar las ventas hasta en un 20% y reducir la rotación de personal incluso en un 50% (Business Leadership Brief for Healthy Planet, Healthy People). Actualmente, tanto los consumidores como los inversores valoran cada vez más las prácticas respetuosas con el medioambiente, y se ha demostrado que las oficinas sostenibles aumentan el bienestar de la plantilla e incentivan la productividad.

Aunque, en términos generales, el impacto de las emisiones de carbono depende sobre todo del diseño exterior de un edificio, adaptar su interior para reducir dichas emisiones tendrá una repercusión mucho menor sobre el medioambiente durante su vida útil. Por una parte, se reducirá el volumen de desechos que se generan durante la construcción, y, por otra, el diseño permitirá minimizar las emisiones derivadas de su actividad, al tiempo que se usan muebles y materiales de proximidad procedentes de fuentes sostenibles.

En palabras de Silvia Aranda, directora de operaciones de diseño para EMEA en Tétris: “Al diseñar el interior de un edificio se deben perseguir la belleza y la funcionalidad, pero también minimizar la repercusión sobre el medioambiente. Dado que las compañías y los países se han comprometido por igual, se trata de un enfoque cada vez más habitual y, por tanto, más económico”.

Diseños que reducen el consumo de energía

Interface, una empresa pionera en la creación de pavimentos neutros en carbono, apostó por adecuar el interior de sus oficinas de modo que reflejaran sus objetivos y filosofía empresariales. Su diseño biofílico reduce la energía necesaria para iluminar y ventilar el interior, ya que concede protagonismo a la luz natural y dispone de paredes vegetales que filtran el aire. Además, cuenta con varios tabiques móviles transparentes, que inundan de luz la oficina.

Oficinas de Interface en París, Francia

Para Aranda, “tanto si se consigue aprovechando la luz natural como implementando sistemas eficientes en las oficinas, la eficiencia energética es fundamental para llegar al cero neto en lo que a diseño se refiere”.

Al igual que en la oficina de Interface, que recibió la certificación WELL Gold (que premia las oficinas que fomentan el bienestar), es probable que los diseños que tienen en cuenta el bienestar y la comodidad de los empleados frenen en seco las emisiones.

Por ejemplo, si las mesas de los empleados se distribuyen en el perímetro de la oficina, es posible aprovechar al máximo la luz natural y prescindir de la artificial.

En climas cálidos, se pueden separar las mesas de la fachada y aplicar tratamientos especiales a las ventanas a fin de reducir el calor y el deslumbramiento, con lo que se reduce la dependencia del aire acondicionado. En general, los led de bajo consumo optimizan el uso de la electricidad, y los interruptores accesibles y los sensores de movimiento garantizan que las luces estén apagadas si no hay nadie.

Consumo reducido y de proximidad

Al diseñar edificios que generen menos emisiones de carbono, también es crucial utilizar materiales reciclados o abandonados.

Un buen ejemplo de ello es la sede de JLL en Manchester: no solo cuenta con sensores inteligentes que miden la temperatura de la oficina (para optimizar el consumo energético), sino que su interior reduce al mínimo las emisiones de carbono y la generación de desechos, y aprovecha materiales reciclados. Las encimeras de la cocina y de los mostradores de recepción están hechas a partir de vasos de yogur reciclados, mientras que los recubrimientos del suelo y del techo utilizan plástico reciclado. En lugar de comprar sillas nuevas, se han rehabilitado los asientos, con lo que las emisiones de carbono se han reducido en un 61% y el consumo de agua, en un 75%.

“Si se reutilizan materiales, se evita la generación innecesaria de desechos. Cuando el mobiliario de un cliente es de calidad, se puede integrar en los nuevos diseños”, afirma Joanna Gajewska-Sokołowska, vicedirectora de operaciones para EMEA en Tétris.

Oficinas de JLL en Manchester, Reino Unido

“Los proveedores que cumplen los criterios de sostenibilidad agilizan el proceso de abastecimiento de materiales y mobiliario con menos impacto —señala Gajewska-Sokołowska—, mientras que la colaboración con proveedores locales no solo reduce las emisiones asociadas con el transporte, sino que puede repercutir favorablemente en la economía local”.

La oficina de Interiorworks en Amsterdam, Holanda, Photo credit: Rick Geenjaar

En Ámsterdam, la oficina de InteriorWorks está totalmente equipada con materiales recuperados (la carpintería, los tabiques de vidrio y madera, etc.); una parte del material procede del barrio industrial, otra se ha obtenido en un radio de 100 km. Los empleados pueden disfrutar de verduras cultivadas en un jardín comestible, al tiempo que los árboles y la vegetación en la oficina mantienen la calidad del aire y transmiten la sensación de hallarse en plena naturaleza mientras se trabaja.

Según Aranda, “el concepto de cero neto en diseño pasa por introducir al máximo el paisaje exterior, y elegir materiales representativos del territorio y la cultura locales para conservarlos”.

Oposición total a los vertederos

Ahora que muchas empresas invierten en la economía circular, ha aumentado el catálogo de muebles y accesorios que apenas generan desechos o que no los generan, ya que devuelven cualquier derivado al ciclo de producción, con la consiguiente reducción de los desperdicios que acaban en el vertedero cuando las empresas renuevan materiales o tiran aquellos que ya no sirven.

Los pavimentos de Interface, por ejemplo, se pueden devolver al fabricante cuando exceden su vida útil, y se reciclan para confeccionar nuevos productos. La empresa de muebles Steelcase aprovecha los retales de sus fábricas para hacer tapicería, y muchos de sus productos están compuestos hasta en un 95% de material reciclable.

Al establecer un sistema formal de gestión de residuos cuando se adapta el interior de una oficina (que incluya lo que se genera en la cadena de suministro), se facilita la reutilización efectiva de materiales, ya sea para aprovecharlos en un nuevo diseño, donarlos o enviarlos a una planta de reciclaje.

Gajewska-Sokołowska explica lo siguiente: “Cuando se diseña una oficina con miras a la circularidad, es más probable que se consuma menos, se defina qué es absolutamente imprescindible y se reduzcan los desechos. Nuestra meta debería ser alumbrar proyectos con el objetivo de no producir ningún desecho”.

Transformación al cero neto

La creación de un lugar de trabajo sin emisiones de carbono comienza mucho antes de que alguien atraviese su umbral.

“No se puede lograr el cero neto a posteriori. Debe ser una prioridad desde el comienzo, ya que gobierna todas las decisiones de diseño y construcción” afirma Aranda, que añade que no existe un único camino para lograrlo. Al rediseñar el interior de una oficina, las estrategias para reducir las emisiones dependen por completo de las características del espacio y de la actividad de su arrendatario.

Para Aranda, “el resultado final es un espacio funcional, accesible y estilizado, diseñado específicamente para reducir al máximo el mantenimiento y los costes operativos, así como cumplir los objetivos del cliente. De esta manera, se crean espacios holísticos que inspiran, son diferentes a los que ofrece el resto del mercado y, sobre todo, perduran con vistas a las generaciones venideras”.

Tétris puede ayudarte con el acondicionamiento de tu oficina ecológica.

Descubrir

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario.

Puedes aceptar todas las cookies o personalizar la configuración para cambiar tus preferencias. Obtén más información en nuestra Declaración de cookies.

Personalizar