Reimaginando el trabajo desde casa

Compartir:
Destacado

Después de trabajar más de un año desde casa, se puede decir que el trabajo a distancia ha llegado para quedarse, ya que los empleados piden flexibilidad permanente en sus puestos. Sin embargo, trabajar desde casa conlleva sus propios retos, ya que la configuración de cada persona es diferente en función de sus condiciones de vida. No es posible aplicar una solución única para todos, por lo que es necesario replantear la forma de trabajar desde casa para garantizar la máxima productividad y compromiso en todos los niveles de responsabilidad y para todas las personas.

“Cuando empezó la pandemia, había mucho entusiasmo por el trabajo desde casa, porque era una idea nueva y original que mucha gente quería hacer, pero que no se les permitía", dice Nuno Fernandes, Design Director EMEA de Tétris. “Un año después, la gente se está dando cuenta de que trabajar desde casa no es sostenible a menos que se hagan algunos cambios".

Fernandes señala que, si bien el trabajo desde casa ha dado poder a muchos, también ha sido difícil para algunos y las empresas deben invertir en soluciones para crear un entorno de trabajo en casa cómodo y productivo para los empleados. Hemos identificado diferentes tipos de trabajadores basándonos en nuestra propia investigación. Los directivos no han visto ningún efecto negativo real del trabajo desde casa, ya que probablemente dispongan de espacio para instalar una oficina en ella. Sin embargo, el personal más joven, que suele vivir en alojamientos compartidos o en pequeños apartamentos, no tiene necesariamente su propio espacio de oficina y tiene que trabajar en su dormitorio o en un espacio compartido dentro de su vivienda.

“Las empresas tienen que invertir en soluciones que faciliten la vida de sus empleados y, al mismo tiempo, creen una clara división entre su vida profesional y personal. Esta es una de las muchas ventajas que pueden ofrecer las empresas, ya que puede suponer una gran diferencia para su salud, bienestar y productividad, una plantilla más feliz y saludable es más productiva”. Sugiere que las empresas se centren en comprar y enviar sillas y equipos ergonómicos a los empleados para mejorar no sólo su experiencia de trabajo en casa, sino también para cuidar de su salud y bienestar, ya que hacer jornadas de ocho horas sentado en un mobiliario inadecuado puede causar daños a largo plazo.

Un escritorio de altura regulable, una fuente de energía móvil y un soporte adecuado para trabajar en un sofá fomentan un entorno dinámico en el que los usuarios pueden optar por una amplia gama de posiciones de trabajo.
Un módulo de trabajo independiente que encaja en una habitación compartida de una casa crea un espacio privado cerrado.

Otra solución es enviar mamparas flexibles que pueden crear una pequeña cabina, proporcionando una división visual y mental entre un espacio de trabajo en casa y un espacio personal.

“Mucha gente optará por seguir trabajando desde casa después de la pandemia, por lo que las empresas deben estar preparadas para el hecho de que algunos puedan optar por estar en la oficina sólo cuando sea necesario. Para asegurarse de que sus empleados puedan trabajar desde casa, tendrán que acondicionar algunos de los espacios personales de su personal, así como transformar sus oficinas centrales".

Betty Surgis, Head of Furniture Solutions EMEA en Tétris, va un paso más allá. “La realidad es que muchos empleados deciden trabajar desde casa, por lo que debemos asegurarnos de que todos los tipos de trabajadores estén atendidos. Los que tienen espacios de trabajo dedicados pueden tener grandes escritorios y otros accesorios que se adapten a todas sus necesidades, pero si se vive en un apartamento pequeño o en un espacio compartido con la pareja y los hijos, hay que buscar otras soluciones, como escritorios plegables, asientos que sirvan de espacio de almacenamiento y que se puedan utilizar si la gente viene a tu casa a socializar. La solución debe respetar el diseño del apartamento. Si tienes un escritorio en el salón, debe armonizar con el espacio. No queremos imponer un escritorio fijo a la gente si tiene poco espacio, así que se trata de encontrar soluciones que puedan plegarse, guardarse o utilizarse en otro contexto".

Sin embargo, trabajar desde casa no sirve para todos. Un estudio reciente de JLL sugiere que los empleados más jóvenes y los de menor antigüedad están dispuestos a volver a la oficina debido a sus condiciones de vida. “Conozco a algunas personas que, antes de la pandemia, se pasaban todo el día en la oficina, hacían vida social después del trabajo y, literalmente, volvían a casa sólo para dormir porque sus apartamentos son muy pequeños. El último año ha sido duro para ellos porque simplemente no tienen espacio suficiente para empacar su escritorio y ponerlo en su casa". Por ello, Fernandes subraya la importancia no sólo de ayudar a quienes quieren seguir trabajando mayoritariamente desde casa, sino también de reimaginar la oficina. “Como ya he dicho, los compañeros más jóvenes tienden a trabajar en espacios más pequeños e ir a la oficina será un soplo de aire fresco para ellos, así que es importante rediseñar la oficina según sus necesidades". Esto incluye mesas de trabajo flexibles en lugar de las "fábricas de escritorios" del pasado, espacios sociales más colaborativos y abiertos para que la gente pueda tener tiempo libre entre el trabajo, y otros beneficios que cuiden el bienestar de los empleados, como salas de ejercicio, estudios, bares y

Los asientos que se utilizan para guardar objetos pueden ayudar a ahorrar espacio y cumplir múltiples funciones.

Podemos ayudarte a satisfacer las necesidades de tus empleados que trabajan desde casa.

Más información sobre nuestras soluciones de trabajo desde casa

 
Descargar

Dale un vistazo a nuestro catálogo para inspirarte

Descargar

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario.

Puedes aceptar todas las cookies o personalizar la configuración para cambiar tus preferencias. Obtén más información en nuestra Declaración de cookies.

Personalizar