Reutilizar es lo más: Diseños de oficina que reducen los desechos

Compartir:

La estética evoluciona, pero hay tendencias que han llegado para quedarse. Tras liderar la vanguardia del diseño sostenible, el sector de las oficinas se erige en pionero de la gestión de residuos y nos recuerda que no basta con separarlos.

Hay muchas formas de diseñar una oficina para que genere los menos residuos posibles. Lo primero es reducir el consumo de recursos y reutilizar todo aquello que ya se haya usado.

Reacondicionar el interior de una oficina lleva su tiempo. Hasta hace poco, los principales factores que se tenían en cuenta al planificar un nuevo local eran los costes, la funcionalidad y la estética, mientras que se pasaba por alto la repercusión de estos elementos en el medioambiente. Hoy en día somos más conscientes de este aspecto y, por ello, es más frecuente prestar atención a la sostenibilidad.

Danusta Barańska, directora creativa en Tétris Poland, sostiene que los fabricantes desarrollan soluciones y materiales nuevos a un ritmo incansable, a fin de que los arquitectos puedan reducir la generación de residuos, y añade: “Cada vez hay más clientes que quieren que sus oficinas sean respetuosas con el medioambiente. Para ello, no solo usan materiales certificados y sin efectos nocivos para la salud, sino que apuestan por la gestión de las actividades cotidianas”.

Reflexión

Desde los inicios de un proceso de renovación, es fundamental desmontar cuidadosamente la configuración anterior del espacio. Hay determinados proveedores que están comenzando a ofrecer la posibilidad de desmontar y reciclar los falsos techos. Los suelos de vinilo también se pueden reciclar y conviene proteger la carpintería, renovarla o trasladarla para aprovecharla en otro lugar.

Asimismo, es muy importante planificar la optimización del espacio y el equipo de antemano cuando se preparan nuevas superficies. Para ello, es recomendable elegir materiales que se puedan reutilizar o reciclar sin problemas más adelante. Si para los revestimientos se utilizan materiales de proximidad, en lugar de otros comprados a distancia, y se construyen paredes vegetales, se puede reducir la huella de carbono.

Reutilización

Trasladarse a una nueva oficina no implica necesariamente que todo se deba estrenar. Para crear un espacio innovador que cumpla las expectativas de los empleados puede bastar con rehabilitar o modificar mobiliario de segunda mano.

En palabras de Barańska: “La reutilización es un elemento clave de la filosofía de reducción de residuos y merece más atención de la que recibe. A veces, para cambiar por completo nuestra percepción del mobiliario de oficina es suficiente con cambiar el color o la organización, o añadir un elemento moderno”.

Muebles usados anteriormente en Mindspace en Varsovia

Materiales reciclados: imaginación y carácter

El catálogo de atractivos productos fabricados con material reciclado es cada vez mayor e incluye encimeras de plástico reciclado, imitaciones en plástico de elegante terrazo o mobiliario confeccionado a partir de bloques de papel procedente de periódicos reciclados.

Integrar lo viejo con lo nuevo añade carácter al espacio de trabajo de Mindspace

Si se quiere reacondicionar el interior de una oficina al tiempo que se reducen los desechos y se crea un ambiente único, otra posibilidad es buscar mobiliario antiguo e incorporarlo al diseño del espacio. El espacio de coworking Mindspace en Varsovia es un ejemplo perfecto de esa vanguardista atmósfera «resimercial», a medio camino entre un salón y un despacho, que se puede lograr al aprovechar una decoración y un mobiliario rehabilitados.

“La reutilización nos ofrece un sinfín de oportunidades. En función de lo que queramos transmitir, se puede utilizar prácticamente cualquier elemento en el interior. Por ejemplo, hemos llegado a crear lámparas hechas con piezas de lavadora, mesas fabricadas con madera de derribo, estanterías producidas a partir de neumáticos viejos y asientos con palés”, afirma Barańska.

No solo es recomendable adoptar un enfoque basado en la reducción de residuos, sino que hace mucha falta. Sin embargo, implica un mayor esfuerzo al buscar, seleccionar, diseñar y enviar la documentación para optar a recibir una certificación. Es evidente que el mobiliario antiguo y otros elementos reutilizados no vienen acompañados de la documentación oficial apropiada, lo que genera ciertos obstáculos en el camino.

De lo que no cabe duda es de que la necesidad cada vez mayor de crear espacios que respeten el medioambiente será un caldo de cultivo de soluciones que permitirán optimizar todo el proceso. En conclusión, por ahora lo mejor es centrarse en ser responsables con el medioambiente y en reducir la cantidad de residuos que generamos y el uso de recursos nuevos.

Los objetos antiguos como esta escala en Mindspace añaden carácter

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario.

Puedes aceptar todas las cookies o personalizar la configuración para cambiar tus preferencias. Obtén más información en nuestra Declaración de cookies.

Personalizar